Es agradable despedir el verano con buen tiempo, esto es lo que están haciendo los cuatro barcos de la flota madrileña desplazados al norteño puerto francés de La Baule par competir en el Mundial de la Clase Soling. Son las 8 AM, el cielo luce poco soleado, llueve con frecuencia y en la mar esperan sus buenos ventitantos nuditos de castaña, con mar en consonancia y dos pruebas por navegar: las mejores condiciones para iniciar un mundial.

Nuestros representantes han logrado meritorios puestos, especialmente el barco Argento de nuestros socios argentinos Tomás y Guillermo, que marchan séptimos con un sexto como mejor parcial, igual ayuda que a la caña tengan al vigente campeón de la especialidad el porteño Gustavo Warburg.

Sanbo de Carlos, Cuco y Juanra ocupa el puesto 18 con 17 y 21 como parciales. Guía II de Alfonso, Jorge y Manu es 20 con un meritorio puesto 14 y un menos destacable 27 mientras que Alliv de Kiko, Miguel y Antonio ocupa el puesto 24 con un 22 como mejor parcial.

Se han completado dos pruebas con viento de más de 20 nudos y mucho más en las rachas. Por el momento empatan en el primer puesto el brasileño Equilibrium de Nelson Ilha y el finlandés Mrs N de Eki Heinonen.

El parte para mañana es de más viento menos sol, mala mar y lluvia.